ROCIADORES

Los rociadores automáticos o regadores automáticos (en inglés fire sprinklers), forman parte de un sistema contra incendio basado en una reserva de agua para el suministro del sistema y una red de tuberías de la cual son elementos terminales. Por lo general los rociadores activan al detectar los efectos de un incendio, como el aumento de temperatura asociado al fuego, o el humo generado por la combustión. Los rociadores automáticos disponen de un orificio para la salida del agua, un mecanismo de disparo y un deflector para convertir el chorro de salida en una rociada de agua por la zona donde haya fuego de incendio. El disparo del rociador puede hacerse por dos mecanismos: por un elemento termo sensible o por un detector de incendios. En el primer caso, disponemos del tipo de fusible por disparo o con bulbo termo sensible. En el caso de activación mediante detector, una salida de la central de incendios activaría el solenoide de una electroválvula, activándose el rociador de inmediato. 

EXTINCIÓN DE COCINAS

Esta tipología de sistemas de extinción automática se instala en la campana de extracción de humos de determinadas cocinas, garantizando una extinción automática , rápida y efectiva en caso de incendio en los fogones de la cocina.

 

 

 

EXTINCIÓN POR GAS

En lugares donde no exista presencia constante de personal, son algunas de las razones que determinan la necesidad de instalaciones con mayor capacidad de extinción y, en algunos casos, independientes en su actuación del factor humano. Estos casos son, salas informáticas, lugares con almacenamiento de líquidos inflamables, etc.